Gonnie’s Pumpkin Cake

Pumpkin Cake de Marta Vallvé
Pumpkin Cake de Marta Vallvé

Español & English

Después de 9 meses sin pasar por casa y unos cuantos países más en el bolsillo por fin vuelvo a cocinar!

Ya se que para mucha gente cocinar es más una necesidad que un hobby pero para mi es una de las tareas más gratificantes del mundo. Como habitantes del siglo XXI doy por hecho que todo el mundo debería preocuparse por tener unas nociones culinarias básicas, puesto que solo mi prima Elena puede pasarse 9 meses de erasmus alimentándose de congelados precalentados al microondas manteniédose divina de la muerte.

Cocinar para alguien es algo muy íntimo. En cada plato que preparas imprimes tu personalidad; como hacen las personas que no eliminan sistemáticamente las pasas de cualquier receta, demostrando que odian a la humanidad. Cuando cocinas para otra persona te esfuerzas por hacerlo lo mejor posible, pero al fin y al cabo no puedes hacer más que contemplar ansioso su reacción al primer bocado, esperando descubrir en ella alguien que te comprende y comparte tus gustos.

Este pastel me lo preparó Omar, y a pesar de ser una de esas personas que mantienen las pasas en las recetas, tuvo la decencia suficiente de ponerlas solo en uno de los lados, demostrando un corazón compasivo y humano. Su abuela fue quien le enseñó a cocinar desde pequeño y es la dueña original de esta receta, así que gracias Gonnie!

wpid-wp-1444918687650.jpeg

Lo mejor de este postre es que independientemente de su aspecto exterior de bizcocho, por dentro es casi como un pudding/flan extra denso (así es como debe ser mamá, no es que esté crudo) y a mi personalmente me encanta esa textura. Eso sí, asegúrate de que tienes alguien con quien compartirlo o morirás de indigestión.

Playlist caribeña como el dueño de la receta

http://8tracks.com/chrissi43/behaving-the-worst

Ingredientes12143087_926211360798917_3429251633913270973_n

  • 500g calabaza
  • 200g harina
  • 200g azúcar blanco
  • 200g manequilla
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de té* de bicarbonato o baking soda
  • 3-4 cucharaditas de té de canela molida según el gusto (Para mí la canela es como el queso, no existe el concepto “exceso de queso”, aunque a partir de los 6 o 7 puñados de queso la sopa** tiende a la solidificación).
  • 1 pizca de nuez moscada rallada (Personalmente no soy muy fan de la nuez moscada, pero si te gusta siempre puedes echarle UN POCO más. Recordatorio: la nuez moscada NO es como el queso)
  • 1 cucharadita de té de gengibre molido
  • 1 pizca de sal
  • 500ml nata para montar o un bote de nata montada

* La cuchara de té o café es más pequeña que la de los cereales, suponinendo que uses una cuchara de postre para los cereales y no los engullas con una cuchara sopera como si fueras un conductor de Monster Truck.

** Si eres una de esas personas que no le echan queso a la sopa plantéate el sentido de tu existencia.

wpid-wp-1444918534053.jpeg

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 160ºC en modo arriba y abajo (el dibujo en tu horno con dos rallas horizontales paralelas).

  2. Pesa 500g de calabaza sin piel, córtala en pedazos y híervela en agua (fuego fuerte) durante 15 mínutos.

  3. Bate en un bol grande* el azúcar con la mantequilla a temperatura ambiente (si la estás sacando ahora mismo de la nevera porque no te habías leído las instrucciones con antelación puedes darle un golpe de micro pero no te pases y la conviertas en magma volcánico). Incorpora los huevos y después añade todos los indredientes que faltan: sal, bicarbonato, canela, gengibre, nuez moscada y harina.

    * Si tienes una batidora potente o muy poca paciencia añade todos los ingredientes excepto la calabaza y no te compliques la existencia.


  4. Pasados 15 minutos la calabaza debería estar bastante blanda. Tritúrala con la ayuda de un pasapurés o una batidora y añádela a la masa mezclando bien todos los ingredientes. La calabaza soltará mucha agua pero no temas añadirla también, forma parte de la textura final del pastel.

  5. Engrasa bien el molde que vayas a utilizar extendiendo mantequilla con un trozo de papel de cocina. Puedes hacerlo en cualquier tipo de molde ya sea redondo o rectangular puesto que no sube mucho. Yo utilicé un molde de bundt cake (los del agujero en el centro) de silicona y se desmoldó muy bien.

  6. Transfiere la masa al molde y hornea durante 50 minutos. La textura final no tiene que ser de bizcocho si no más bien de pudding consistente, pero aún así al pincharlo con un tenedor este debería salir limpio.

  7. Si vas a montar la nata en casa asegúrate de que está bien fría. A medio proceso de montar la nata añade azúcar (glass es mejor pero puedes añadir normal también) y espolvorea un poco de canela. La nata montada depende de cada uno así que ve añdiendo a ojo hasta que te guste. La nata esta en su punto cuando al poner la espátula boca abajo la nata no se cae, pero bate con cuidado al final porque en ese punto enseguida se transforma en mantequilla y eso no hay forma de salvarlo.

  8. DEJA ENFRIAR EL PASTEL ANTES DE AÑADIR LA NATA O SE DERRETIRÁ! Por lo demás, disfruta de la tarta y engorda a tus seres queridos!

English

After 9 months living by my own and some extra stamps in my passport I’m finally cooking again!

For many people cooking is more a necessity than a hobby, but for me is one of the most rewarding tasks in the world. As XXI century inhabitants I assume that everyone cares about having basic culinary notions, since my cousin Elena is the only one who can spend 9 months on an Erasmus feeding on microwaved frozen food yet looking drop dead gorgeous.

Cooking for someone is very intimate. Every dish you prepare shows a piece of your personality; like people who adds raisins to muffins, showing some men just want to watch the world burn. When cooking for someone, you strive to do your best, but at the end all you can do is wait for his reaction after the first bite, hoping to find someone who understands and shares your tastes.

Omar made this cake for me, who, despite being one of those people who keep adding raisins in recipes, had enough decency to add them only in one side, showing a compassionate heart. His grandmother taught him to cook since he was a kid and is the original owner of this recipe, so thanks Gonnie!

wpid-wp-1444918687650.jpeg

The best thing about this dessert is the inside, almost like an extra thick pudding / custard, (That’s the way it should be mom, it isn’t undercooked) and I personally love the texture. Just make sure you have someone to share with or prepare for death.

Caribbean playlist like the owner

http://8tracks.com/chrissi43/behaving-the-worst

Ingredients

12143087_926211360798917_3429251633913270973_n

  • 500g pumpkin
  • 200g flour
  • 200g white sugar
  • 200g butter
  • 2 eggs
  • 1 teaspoon baking soda
  • 3-4 teaspoons cinnamon (Cinnamon is like cheese, there is no such a thing as “too much cheese” but after 6 or 7 handfuls of cheese soup tends to solidification **).
  • 1 pinch nutmeg (I am not a big nutmeg fan, but if you like it you can always add some more. Kind reminder: nutmeg is NOT like cheese)
  • 1 teaspoon ginger
  • 1 pinch salt
  • 500ml whipping cream

    *A teaspoon is smaller than the one you use for cereals, assuming you use a dessert spoon for cereals and not a tablespoon, gobbling them like you’re a monster truck driver.

    ** If you are one of those people who doesn’t add cheese to soup you should ask yourself the meaning of your existence.

wpid-wp-1444918534053.jpeg

Elaboration

  1. Preheat oven at 160ºC .

  2. Weight the pumpkin without the skin, cut in pieces and boil for 15 min.

  3. In a large bowl*** whisk together sugar and butter at room temperature (if you are taking it out from the fridge now because you didn’t read the instructions in advance you can microwave it for a few seconds but DON’T heat it until volcanic magma state). Stir in the eggs and then add all the missing indredientes: salt, baking soda, cinnamon, ginger, nutmeg and flour.*** If you have a powerful blender or very little patience add all ingredients (except the pumpkin) and don’t complicate your existence.

  4. After 15 minutes, the pumpkin should be fairly soft. Smash it with a blender and add it to the dough, making sure you mix everything together. The pumpkin will release a lot of water but you should add it to the dough too, it is part of the final texture.

  5. Grease the pan by spreading butter with a piece of paper towel. You can use any type of pan either round or rectangular because the cake doesn’t rise much. I used a bundt cake mold (the one with the hole in the center) and it worked fine.

  6. Transfer the dough to the pan and bake for 50 minutes. The final texture is not cake like but more consistent pudding like, but still when inserting a fork it should come out clean.

  7. If you’re going to whip the cream at home make sure it is cold. When the cream starts gaining consistency add sugar (icing is better but you can add normal too) and sprinkle a pinch of cinnamon, add as much as you want until you like it. The cream is on point when holding the spatula upside down the cream doesn’t drop, but whisk carefully at the end because at that point it easily becomes butter and there’s no way to save it.

  8. Allow the cake to cool before adding the cream or it will melt! And finally enjoy the cake and fatten your loved ones!
Anuncios

2 comentarios en “Gonnie’s Pumpkin Cake

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s